Re-putación

Re-putación

En el anterior post hablé de la importación de cuidar la reputación on-line de las empresas pero, y la nuestra, la personal… ¿la cuidamos? ¿O ni si quiera la conocemos? pues existe!
Este fin de semana, hablando con un amigo que desgraciadamente está en paro le pregunté qué es lo que estaba haciendo para encontrar trabajo. Su repuesta;
Pues… estoy registrado en el SERVEF (Servicio valenciano de formación y ocupación), en una ETT (empresa de trabajo temporal), y en alguna web de esas de infojobs, etc..
¿¿Y ya está?? – le respondí
En estos tiempos que corren de crisis y desempleo hay que estar en todas partes si queremos encontrar y/o que nos encuentren. No solo en plataformas y sitios off line sino también en los on-line donde se mueven empresas y empresarios. ¿Por qué? Pues porque ellos buscan información de los candidatos en internet. (Nuestra reputación on-line)
Cuando hacemos “egosurfing” (escribimos nuestro nombre en un buscador, en este caso Google) ¿Que aparece? Lo normal es que aparezcan nuestras redes sociales como Facebook, Twitter, o restos universitarios que ni recordábamos como becas Erasmus, trámites y papeleos, etc.
Si tenemos bien configurada la privacidad en Facebook, no podrán ver nada que no queramos, pero si no es así verán: nuestras fotos de la cena del viernes, la fiestecilla del sábado con amigos o las fotos de la boda de nuestro primo a altas horas de la madrugada con la corbata en la cabeza en plan Rambo, o los taconazos en la mano porque no sentimos los pies… Y, ¿es esto lo que queremos que vean nuestros “futuros jefes”? (re-putación? ups..)
Si nos registramos en redes sociales profesionales como Linkedin o Xing aparecerán nuestros datos profesionales en la Red o lo que es lo mismo, nuestro currículo on-line actualizado. Y creo que esto sí es lo que queremos que aparezca en Internet.
Los despachos de las empresas están abarrotados de currículos con datos, cursos, másteres, trabajos, experiencias y alguna mentirijilla (como: nivel de inglés alto, por ejemplo…). Esto ya no es suficiente.
A la hora de contratar personal algunas empresas surfean por la Red y buscan/encuentran nuestra reputación on-line, verifican datos, comprueban que lo que decimos es verdad, que no paramos de actualizar nuestros estudios, ampliar nuestros conociemientos y que no estamos todo el día rascándonos las….narices en casa.
¿Verdad que nos importa lo que se vea de nosotros? Yo creo que si, tanto on-line como off-line.
Ahora, si quieres que se vean las fotos de la boda de tu primo porque estas guapísimo con la corbata en la cabeza me parece correctísimo, eh?! A Rambo le fue bien, creo que ha rodado la cuarta peli, no? 
Suerte!!

Salu2.0

=)

Si te gusta, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
2 Comments
  • maeglin
    Posted at 10:34h, 03 mayo Responder

    Es muy importante el tema que estas tratando porque la e-putación se ha de convertir en e-reputación. Es algo que era evidente pero de tan evidente la hemos pasado por alto. Sencillamente nuestra trayectoria personal va a tener una gran influencia en nuestra trayectoria laboral y esto será más importante en el futuro de lo que ya estamos viendo.
    De hecho todo esto no acaba sino más bien de empezar.

  • Clara
    Posted at 14:06h, 09 mayo Responder

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.